definición y áreas de interés        Proyecto Salón Hogar

 

 

L  a  G r a n  E n c i c l o p e d i a   I l u s t r a d a  d e l   P r o y e c t o  S a l ó n  H o g a r

Prehistoria Humana

Vea La teoria del origen de la vida y evolución

VeaEsquema evolutivo   VeaLos Dinosaurios  VeaSociedad Biblica

>>>>>Ver página 2>>>>>>

Determinar exactamente cuándo se originaron los primeros seres humanos(hominidos), es un punto bien difícil de decidir, ya que no existen evidencias científicas absolutas en apoyo de una de las varias teorías existentes. Las que gozan de mayor credibilidad se apoyan en descubrimientos arqueológicos, geológicos y bioquímicos que se interpretan dentro de una amplia visión evolucionista. Sin embargo imaginate un reloj cubriendo un día de 24 horas, de 12:00 de la medianoche a 12:00 del medio día y poco antes de la 12:00 de la medianoche faltando apenas unos minutos para terminar un (1) día entero, es que llega el hombre a la tierra. Somos posiblemente la ultima especie animal en poblar el planeta despues de mas de 4,500 millones de años.

Durante el Mioceno, penúltima etapa de la Era Terciaria, proliferaron los primates, que vivían en los árboles, alimentándose de frutos, casi sin predadores. Pero hace unos 14 millones de años muchos se vieron obligados a abandonar su hábitat arbóreo. De esta época datan los restos más antiguos conocidos de una especie de primate llamada Ramapithecus, que pobló buena parte de Europa, África y Asia. En su esqueleto se advierten vestigios de posición erguida.

¿Sabías que?

Durante la segunda glaciación (entre 600.000 y 300.000 años atrás), el número total de habitantes del planeta nunca debió de superar el medio millón.

El Ramapithecus se extinguió hace 8 millones de años, pero hubo otras especies que sobrevivieron más o menos tiempo. En general, estos monos cazadores reciben el nombre de homínidos.

Desde hace unos 6 millones de años fueron apareciendo en el este de África varias especies de homínidos agrupadas por los biólogos bajo el género Australopithecus, que fue adquiriendo la postura erguida como postura habitual y su capacidad craneana fue aumentando.

Poco a poco, los Australopithecus fueron ocupando todo el este de África, desde Etiopía hasta el extremo sur. Hace unos 2.5 millones de años apareció entre ellos una nueva especie que ya no puede englobarse en este género. Se trataba del Homo habilis, al que los biólogos le han asignado el nuevo género llamado Homo.

Reconstrucción, a partir de los restos encontrados, de “Lucy”, un Australopithecus afarensis que vivió entre 3 y 3.6 millones de años atrás.

 

Craneo de un Homo habilis

El Homo habilis

El Homo habilis superaba a los Australopithecus en capacidad craneana y en inteligencia. Fue el primer homínido que aprendió a tallar piedras para hacerlas cortantes o punzantes. Dispuso así de armas de caza más eficientes.

Con la aparición del género Homo y su habilidad para fabricar útiles de piedra se inicia la llamada Edad de Piedra, cuyo primer periodo se conoce como Paleolítico y cuya primera etapa, a su vez, es el Paleolítico inferior.

El Homo habilis se extendió con rapidez por los territorios habitados por los Australopithecus. Poco después de su aparición se produjo un drástico cambio climático: las temperaturas descendieron notablemente en todo el planeta. La Tierra ya había pasado por varios periodos de frío, conocidos como glaciaciones, algunas de las cuales habían extinguido a varias especies, pero esta era la primera que enfrentaban los homínidos.

 

El Homo erectus

Los hombres de la prehistoria fueron polígamos durante la mayor parte del Paleolítico. La monogamia se remonta a hace ‘solo’ unos 20.000 años.

Las condiciones de vida empeoraron. La caza fue más escasa y los inviernos eran periodos de hambre. Pese a ello, los homínidos se adaptaron a las circunstancias. Más aún, en plena glaciación, hace 2 millones de años, surgió una nueva especie del género Homo: el Homo erectus. Con él da comienzo la Era Cuaternaria, cuyo primer periodo se conoce como Pleistoceno.

La glaciación duró cerca de un millón de años, es decir, hasta hace 1.5 millones de años, pero la Era Cuaternaria reservaba cuatro glaciaciones más, separadas por breves periodos interglaciares.

La primera glaciación de la Era Cuaternaria se inició hace algo más de 1 millón de años y fue más intensa que la anterior. La competencia entre las distintas especies de homínidos terminó con la extinción de los Australopithecus hace 1 millón de años y la del Homo habilis hace 800.000 años. El Homo erectus sobrevivió, entre otras cosas, porque aprendió a valerse del fuego. La glaciación terminó hace unos 700.000 años y no debió de pasar mucho tiempo hasta que el Homo erectus aprendió a controlar el fuego.

La segunda glaciación de la Era Cuaternaria se extendió desde hace 600.000 años hasta hace algo más de 300.000 años. Durante esta época, el Homo erectus aprendió a organizarse para cazar grandes mamíferos.

La adversidad climática no fue un obstáculo serio para el Homo erectus, que empezó a proliferar; pero se encontró con que cada pequeño grupo requería una gran cantidad de territorio para cubrir sus necesidades, por lo que se extendió de manera paulatina por toda la Tierra.

Tras un breve periodo interglaciar sobrevino la tercera glaciación, desde hace algo más de 200.000 años hasta hace algo más de 100.000 años. A su término, el Homo erectus ya ocupaba medio planeta: poblaba toda África, buena parte de Asia y casi toda Europa (excepto el norte). También había aprendido a fabricar cabañas, que reemplazaron a las cuevas como refugio.

El Homo sapiens

Durante la Tercera Glaciación surgieron las primeras formas de una nueva especie: el Homo sapiens. Con el tiempo se diferenciarían dos subespecies: el Homo sapiens neanderthalensis y el Homo sapiens sapiens. En Alemania se encontró un fósil preneandertalense de al menos 200.000 años y en Israel se ha encontrado un fósil de hace unos 100.000 años antecesor del Homo sapiens sapiens, en compañía de restos neandertalenses y de los últimos vestigios de Homo erectus, que se extinguió hace unos 90.000 años. Con la aparición del Homo sapiens se inicia el Paleolítico Medio.

La capacidad craneal del Homo sapiens triplicaba a la del Homo habilis. En un primer momento, las diferencias entre las dos subespecies de Homo sapiens eran pequeñas, al igual que las diferencias culturales respecto al Homo erectus. No obstante, al principio de la cuarta glaciación, hace unos 80.000 años, encontramos ya una cultura neandertal claramente definida. Entre sus nuevas costumbres se encontraba la de enterrar a los difuntos, y entre sus nuevas habilidades, la fabricación de flechas.

El Homo sapiens se extendió por Europa, Asia y África. Cazaba todo tipo de animales y se adaptó con eficiencia a cada medio ambiente. Hace unos 40.000 años, el Homo sapiens sapiens se convirtió en el primer poblador humano de Australia. Hace unos 35.000 años empezó a manifestar su superioridad cultural frente al hombre de Neandertal, dando inicio así al Paleolítico Superior. A esta época corresponden los restos más antiguos conocidos de arte prefigurativo (incisiones y marcas decorativas en hueso y en piedra). Asimismo, se desarrolla el lenguaje articulado.

Hace unos 25.000 años se extinguió el hombre de Neandertal, con lo que el Homo sapiens sapiens pasó a ser la única especie humana sobre la Tierra. Aparte de mínimas diferenciaciones raciales, no se ha producido ninguna evolución fisiológica importante desde entonces. La extraordinaria evolución del hombre ha sido puramente cultural. Hace al menos 23.000 años el hombre pobló América por primera vez. Accedió a ella desde Siberia, cruzando un estrecho de Bering seco o helado. Así, el hombre no tardó mucho en poblar prácticamente la totalidad de la Tierra.

Las glaciaciones
Durante el Período Pleistoceno (que comenzó hace un millón de años y duró hasta hace 25 mil años, aproximadamente), grandes extensiones de tierra se cubrieron con una inmensa capa de hielo, fenómeno que recibe el nombre de glaciación.

En algunos periodos el clima se hizo más cálido y el tamaño de las capas de hielo se redujo. Estos periodos se conocen como interglaciaciones.

La glaciaciones en Europa fueron cuatro y reciben los nombres de Günz (la más antigua), Mindel, Riss y Würm. En América, las glaciaciones se denominan Nebraska, Kansas, Illinois y Wisconsin.

El extinguido Homo neandertalensis fue creador de una desarrollada, hermosa y compleja “industria” lítica.

 

Recreación de una madre y su hijo, de la especie Homo sapiens sapiens primitivo.

 

El mesolítico 

Hace unos 20.000 años, durante la cuarta y última glaciación de la Era Cuaternaria, el hombre vagaba por la Tierra en busca de caza y recolectando frutos allí donde los hallaba. Cuando un grupo humano llegaba a una zona rica en caza o en vegetación comestible, establecía campamentos temporales hasta agotar los recursos, pero algunos se encontraron con parajes especialmente fértiles, hasta el punto de que se regeneraban antes de ser agotados, de modo que poco a poco fueron surgiendo campamentos estables o poblados dedicados a la caza y la recolección. Así fue como el hombre se hizo sedentario.

La vida en poblados estables supuso un cambio cultural importante. Se abre así una última fase del Periodo Paleolítico conocida como Mesolítico. La cultura mesolítica solo empezó a ser representativa desde hace unos 12.000 años, momento en el que se considera que empieza el último periodo de la Era Cuaternaria: el Holoceno. De esta época se conservan poblados palestinos con cabañas circulares semisubterráneas de madera, adobe y piedra.

En el noveno milenio terminó la cuarta glaciación. La cultura mesolítica se extendió desde Palestina hasta Siria siguiendo la fértil media luna (extensa faja de tierra entre el mar Mediterráneo por el oeste y el actual golfo Pérsico por el este). Mientras el noreste de África permaneció en estado mesolítico durante varios milenios, en el Oriente Próximo se produjeron cambios relativamente rápidos.

La revolución neolítica 

Con la aparición de la agricultura y la ganadería entramos en la segunda etapa de la Edad de Piedra: el Neolítico. Por aquel entonces, la Tierra debía contar con alrededor de ocho millones de habitantes. En el año 8.000 se descubrió la cerámica en el Sahara y en Siria independientemente. No obstante, el labrado de la piedra también se perfeccionó. De hecho, la denominación paleolítico/neolítico marca el tránsito de la piedra tallada a la piedra pulimentada, si bien no es esta la diferencia más significativa entre ambas culturas, sino la aparición de la agricultura y la ganadería.

Hacia el 7.500 se empezó a cultivar el trigo en Jericó, y se domesticaron el cerdo y la cabra. Por esta época la agricultura y la ganadería llegaron a la Alta Mesopotamia. Hacia el año 7.000, en Palestina las viejas cabañas circulares habían sido sustituidas por casas de planta rectangular, subdivididas en habitaciones y con las paredes y el suelo cubiertos de arcilla.

Durante el séptimo milenio la densidad de población aumentó notablemente. Se domesticó al buey. La agricultura se extendió por la península de Anatolia (Turquía). Hacia el año 6.500 encontramos una agrupación de pueblos de cerca de 6.000 habitantes, con casas y santuarios de ladrillo crudo y frescos de divinidades femeninas y toros. A finales del milenio aprendieron a fundir el cobre para fabricar adornos, puntas de lanza y objetos diversos, pero el metal era escaso y el descubrimiento no tuvo muchas repercusiones.

Al comienzo del sexto milenio las técnicas agrícolas se habían perfeccionado en la zona occidental de la fértil media luna. Se inventó la hoz, la azada, etc. La cerámica se extendió desde Siria por ambos “cuernos” de la fértil media luna. El Éufrates y el Tigris suministraban excesiva agua en primavera y poca el resto del año, por lo que en su entorno se formaron grandes aldeas de obreros que construyeron presas y canales para almacenar y distribuir el agua.

El quinto milenio 

A lo largo del quinto milenio la cultura neolítica se expandió y consolidó por Europa, Asia y África. La prosperidad fue tal, que en este periodo la población mundial pasó de unos 10 millones de habitantes hasta casi 50 millones. En Europa y África central surge la cultura megalítica, caracterizada por la construcción de grandes monumentos de piedra. En Grecia se desarrolló la navegación por el Egeo, que llegó hasta la isla de Creta. En Asia la agricultura continuó extendiéndose lentamente por el valle del río Indo.

 

Siguiente>>>>Ver página 2

VeaEsquema evolutivo   VeaLos Dinosaurios  Sociedad Biblica

Fundación Educativa Héctor A. Garcia